«

»

Albóndigas ligeras- sin huevo ni pan

alblig7

Las albóndigas tienen un gran problema: repiten. Y por poco que comamos, las tenemos en la garganta toda la tarde.

Pero ya he conseguido un par de recetas que no repiten. Una de ellas es la de las albóndigas rellenas, así como alguna de pescado.

Pero lo que sí que hay que decir en positivo de las albóndigas es que es un buen recurso para dejar la comida preparada de un día para otro, o bien para poder tener comida lista en el congelador. Ya sabéis que soy la reina del congelado. Siempre viene bien tener algún que otro plato preparado en el congelador al que poder echar mano cuando no apetece cocinar, o cuando, simplemente, no se puede.

De hecho, acabo de pasar por una gripe de estas que hacen historia y no sabéis lo que agradecí ser tan previsora. En casa estuvimos una semana entera comiendo variado pero de cosas que iba sacando de mi electrodoméstico favorito.

En este caso he sustituído dos de los elementos que hacen más pesadas las albóndigas: el huevo y el pan.

El huevo lo he sustituído por la chía, la cual confiere la misma textura a las preparaciones que el huevo, y el pan por una crema que hice con setas.

Aparte de esto, directamente he eliminado el uso del ajo, aunque ya sabéis que no me cuesta mucho prescindir de el. He de admitir que en mi casa el ajo se acaba estropeando, y eso que sólo compro cabezas sueltas.

Os presento la preparación, a ver qué os parece:

Ingredientes:

  • Una cucharada de chía
  • 250 grs de setas Portobello
  • Una cebolla
  • 500 grs de carne picada de cerdo
  • 500 grs de carne picada de ternera
  • Sal
  • Un manojo de cilantro
  • Media cucharada de pimienta negra
  • Aceite
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde
  • Medio pimiento amarillo
  • Dos zanahorias
  • 100 grs de guisantes
  • Una chalota
  • Un vaso de vino de Jerez
  • Harina

Paso 1

Limpiamos y cortamos la cebolla en trozos.

También limpiamos con un trapo las setas y las cortamos en cuatro trozos cada una.

En una sartén pondremos una base de aceite de oliva y echamos las setas y la cebolla.

Dejaremos pochando a media intensidad durante unos 10 minutos, hasta que ablanden lo suficiente.

Mientras tanto, pondremos en medio vaso con agua las semillas de chía, para que se gelatinicen.

alblig1

Paso 2

Ponemos a hervir con suficiente agua como para que los cubra, los guisantes con u poquito de sal.

Dejaremos que hierva unos 20 minutos.

Paso 3

Una vez que estén las setas listas, las pasamos por la trituradora hasta hacer una papilla.alblig3

Paso 4

Iremos preparando la salsa. Para ello limpiamos y picamos los pimientos, la chalota y las zanahorias.alblig2

Los pondremos en una cacerola con un fondo de aceite de oliva. Dejaremos que se hagan a fuego medio hasta que se ablanden. Entonces añadiremos el vino y el agua de cocer los guisantes (aproximadamente cuatro vasos), así como un poquito de sal.

Dejaremos que se vaya haciendo la salsa a fuego medio mientras continuamos con el resto de la preparación.

Paso 5

Mezclamos bien la carne picada, la chia con el agua, la crema de las setas, el cilantro, un poco de sal y la pimienta negra.

alblig4

Paso 6

Vamos haciendo bolas del tamaño de una nuez y las vamos pasando por la harina.

En una sartén echamos bastante aceite de oliva y vamos friendo las albóndigas por tandas.

Las vamos retirando a un plato con papel absorvente.

alblig5

Paso 7

Pasaremos la salsa por la batidora y le añadimos al final los guisantes, para que queden enteros.alblig6

Iremos pasando, una vez que hayan echado el aceite sobrante, las albóndigas a la salsa.

Pondremos la cacerola con las albóndigas y la salsa a fuego medio durante unos 10 minutos, para que las albóndigas cojan el sabor de la salsa.

Se pueden servir acompañadas de unas patatas  fritas o bien de un arroz en blanco.

Buen provecho  alblig8

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: