«

»

Bizcocho de algarroba y nueces

bizcoalgnueces

Cuando la cocina se convierte en un laboratorio, comienza la diversión.

Si mezclo esto con esto, me sale esto, si le añado lo otro, me sale aquello,… y así vamos probando diferentes combinaciones hasta dar lo que más nos satisface.

Este bizcocho fue el resultado de uno de esos días en la cocina, en los que la imaginación toma forma de un ingrediente más y conseguimos alcanzar el objetivo perseguido. A veces lo superamos, y otras, nos quedamos en mitad del camino. Pero todos nos podemos equivocar, y así aprendemos. Si todo saliera bien a la primera no valoraríamos nuestro trabajo.

Pues este ha sido el resultado de uno de esos días de experimentación. Además, era para hacer un regalo a un amigo al que operaron del corazón, con lo que había que hacerlo con mucho cariño.

Os aseguro que no decepcionó. De hecho, cuando me fui de la casa de mi amigo, ya no quedaba resto ninguno del bizcocho.

Precisamente, como era para un recién operado de corazón, retiré las yemas, por eso del colesterol, y sustituí parte del azúcar por el propio que lleva la algarroba. Además, con esta combinación y la preparación con las claras a punto de nieve, hacen del bizcocho algo muy ligero y muy fácil de digerir.

Ingredientes:

  • 80 grs de algarroba
  • 50 grs de harina de fuerza
  • 200 grs de claras de huevo (6 huevos)
  • 50 grs de azúcar (puede ser moreno)
  • 100 grs de aceite de girasol
  • 100 grs de nueces (la mitad trituradas)
  • 9 grs de levadura
  • Pizca de sal

Paso 1

Mezclamos la algarroba, la harina y la levadura tamizando todo.

Paso 2

Aparte, batimos las claras con una pizca de sal al punto de nieve. Sabremos que está cuando demos la vuelta al bol y no se caigan.

Paso 3

Añadimos el azúcar y seguimos batiendo, con mucho cuidado con movimientos envolventes, para evitar que se bajen las claras.

Paso 4

Añadimos también el aceite, las harinas del paso1 y las nueces que habremos triturado. Mezclamos con movimientos envolventes.

Paso 5

Ponemos en un molde de silicona con unas nueces por encima.

Meteremos en el horno precalentado a 200ºC durante 5 minutos, tras los cuales bajamos a 180ºC.

Dejaremos que se haga durante unos 30 minutos, procurando no abrir la puerta del horno antes de este plazo.

Sabremos que está si clavamos un cuchillo o un palillo por la mitad del bizcocho y sale limpio.

Una vez listo, lo sacamos del horno y dejaremos que enfríe. Desmoldamos y servimos.

Buen provecho

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: