«

»

Bizcocho de turrón

bizcochoturron4 (1 de 1)

Ya toca recoger los árboles de navidad, los regalos, repartir los que quedan, ir a las rebajas…

Vamos, todo lo que toca a estas alturas del año.

Pero tenemos un problema. ¡Nos queda turrón por todas las esquinas!

Mira que cada año procuro comprar menos, pero aún así, sobra y sobra.

Y ya sabéis que no me gusta tirar comida, me gusta el reciclado a todos los niveles. Será que me queda algo del premio que ganamos en el instituto con un trabajo sobre la madera y el papel reciclado. ¡El segundo premio a nivel nacional organizado por Icona!, que para los que sois muy muy muy jóvenes, os diré que no os suena porque ya no existe.

Bueno, pues eso, que hay que reciclar. Y reciclar bien. Que después tenemos confusiones como que, ya que el papel es ligero, va al depósito de los envases ligeros. No, señores, así no es.

Ala, para que después no digáis, aquí os dejo una guía práctica:

reciclaje2

Ahora ya no hay excusa.

Y en la cocina es donde más se recicla, de hecho es donde suele estar la basura.

Pues la comida también se puede reciclar, y hoy lo vamos a hacer con el turrón. Hasta le gusta a los que no les gusta el turrón, y es algo demostrado empíricamente.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 70 grs de azúcar
  • 150 grs de harina
  • 200 grs de turrón
  • 10 grs de levadura
  • 50 grs de aceite
  • Una pizca de sal

Paso 1

Separamos las yemas y las claras y batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

Una vez que están montadas, les vamos añadiendo poco a poco el azúcar con ayuda de la batidora, hasta hacer un merengue, que vamos a reservar.

Paso 2

En un bol pondremos el turrón y el aceite y batimos hasta que se deshaga totalmente el turrón.

Paso 3

Añadimos la harina y la levadura poco a poco.

Paso 4

Va a quedar una masa muy densa, así que le vamos a mezclar, con mucho cuidado, el merengue.

Paso 5

Una vez que está todo mezclado y forma una masa homogénea, la metemos en un molde (preferentemente de silicona) y lo llevamos al horno precalentado a 200ºC en la rejilla a media altura (y acordaros de retirar las otras bandejas de horno).

A los cinco minutos bajamos la temperatura a 180ºC y lo dejaremos durante unos 30 minutos.

Ya sabéis cómo hay que hacer para comprobar si el bizcocho está listo o no. Una vez pasada media hora desde el inicio de la cocción, NUNCA ANTES, abrimos un pelín el horno, y con un cuchillo lo suficientemente afilado, lo introducimos por la parte central.

Si sale limpio, el bizcocho estará y lo podemos retirar del horno.

bizcochoturron (1 de 1)

Lo dejaremos enfriar, preferiblemente, encima de una rejilla.

¿Que no tenéis rejilla? Mentira: ¿y la del horno?

Para que le corra más el aire se puede poner el bizcocho en la rejilla y esta a su vez, en el hueco del fregadero.

Si se quiere, se puede adornar con un poco de azúcar glass por encima, pero una vez que se haya enfriado.

Buen provecho

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: