«

»

Bizcocho vegano de soja, cacao y nueces

bizcochoveganosoja-1-de-1

Ahora parece que se ha descubierto que es el azúcar, y no la grasa, el que provoca problemas de corazón.

En esto de la industria alimentaria los intereses se mueven por cuestiones económicas.

Desde hace años me he propuesto no comer productos frescos que vengan empaquetados, siempre y cuando tenga la posibilidad de encontrarlos frescos y, si puede ser, directamente del productor.

Por suerte vivo en una ciudad, Santiago, donde tenemos una plaza de abastos que es una joya. Y ya no entro en cuestiones arquitectónicas o estéticas, sino como proveedora de productos.

En ella puedo encontrar los productos necesarios para una dieta lo más sana posible. Desde pescado, verduras, frutas, aceites, especias,…

Soy una gran defensora y una gran usuaria. Cada dos sábados me voy a la plaza a cubrir las necesidades de mi hogar.

¿Y a que viene todo esto? A hablar de alternativas sanas en la cocina. En este caso he pensado en la gente que sigue una dieta vegana. Sí que es cierto que cada vez tienen más alternativas en el mercado, con lo que cada vez su recetario se va ampliando.

Además, en esta receta, he sustituído el azúcar por el agave y el plátano, el cual sirve de sustituto a la miel en las dietas veganas, así como sustituto, igualmente, del azúcar.

En este sentido hay diferentes opiniones respecto a la idoneidad del agave como sustituto de un producto refinado como es el azúcar blanco. En algunos casos se puede sustituir por azúcar integral (cuidado, que no todo el que se vende es integral, sino sólo teñido), pero el de verdad, el de panela, puede dar algún aroma que no casa bien con nuestra receta.

Por ello el agave (que proviene de la misma planta de la que se elabora el tequila), es un buen sustituto, pues endulza, sin dar sabor.

No es una mala idea ir eliminando el azúcar refinado de nuestra dieta. Pero no sólo el azúcar propiamente dicho, sino todos los productos que se elaboran con azúcar, que por desgracia, son muchísimos. No nos podemos imaginar la cantidad de productos que son elaborados con azúcar. Ya no hablemos de las bebidas azucaradas, si no pan de molde, fiambres, conservas,…

Su disminución en nuestra dieta no es mal asunto, así que ahí va una idea.

Ingredientes:

  • 120 grs de harina de fuerza
  • 250 grs de leche de soja (sin azúcar)
  • 9 grs de levadura
  • 120 grs de aceite de girasol
  • 90 grs de agave
  • 100 grs de nueces
  • 40 grs de cacao en polvo
  • 1 plátano

Paso 1

En un bol trituramos las nueces muy menudas, hasta hacer una harina con ellas.

Paso 2

Añadimos el plátano y trituramos hasta incorporar los dos ingredientes.

Paso 3

Vamos añadiendo, según el orden, los siguientes ingredientes: leche de soja, aceite de girasol, harina, levadura, cacao y agave.

Removemos muy bien.

Paso 4

Con el horno precalentado a 200 ºC, metemos la preparación anterior en un molde de silicona o en un molde preparado para ir al horno (hay quien le pone papel sulfurizado, o quien le hecha mantequilla y harina- en este caso, dado que estamos haciendo una receta vegana, tenemos que tener presente que la mantequilla es de origen animal).

Lo dicho, metemos en el horno precalentado y, a los cinco minutos, bajamos la temperatura a 180ºC.

Paso 5

Dejaremos que se haga durante unos 45 minutos.

Probamos con la ayuda de un cuchillo muy afilado, que está en su punto.

Paso 6

Una vez listo lo sacamos del horno y lo desmoldamos cuando esté templado.

Buen provecho

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: