«

»

Consomé de pescado

consome1 (1 de 1)

Un consomé bien bueno revive a un muerto.

Además, es más fácil de hacer de lo que pueda parecer.

Eso sí, a diferencia del consomé de carne, en el caso del de pescado se hace bastante rápido y no tenemos el inconveniente de que blanquee por el hervor, al contrario, hay que hervirlo bastante para que coja bien el sabor del pescado.

En este caso he hecho el consomé aprovechando el caldo que me había quedado de la preparación del pastel de cabracho, pero bien se puede hacer con restos de pescado.

Ingredientes:

  • Una zanahoria
  • Un puerro
  • Una cebolleta
  • Un vasito de coñac
  • Cabezas y espinas de pescado
  • Una cucharada de concentrado de tomate
  • Dos hojas de laurel
  • Sal
  • Agua
  • Clara de un huevo
  • Un chorro de aceite

 

Paso 1

Limpiamos y picamos las verduras.

En la olla en la que vayamos a cocer el pescado, podremos un chorro de aceite y sofreímos las verduras.

Paso 2

A los dos minutos vamos echar agua en la olla. Debemos calcular el agua como para que de para cubrir el pescado, sin que sobre mucha.

Agregamos también sal, el concentrado de tomate y las hojas de laurel.

Paso 3

Una vez que rompa a hervir, meteremos el pescado.

Dejaremos que hierva durante unos cinco minutos.

Retiramos el pescado y dejaremos que continúen hirviendo las verduras durante unos 30 minutos.

Paso 4

Colamos y ponemos el caldo en una olla y dejamos que se haga a fuego medio hasta que reduzca un poco, de esta forma el sabor estará más concentrado.

Paso 5

Cuando ya esté listo, en caliente, vamos a echar la clara del huevo y vamos a remover, para que recoja todas las impurezas del consomé.

Una vez que esté totalmente cuajada, la retiramos con la ayuda de un colador.

Paso 6

Se sirve caliente con picatostes.

Cuando estuve de viaje en Hungría me dieron unos picatostes que le van genial a este consomé, y son pequeñas bolitas de la misma masa que los profiteroles. Os los recomiendo, están de vicio.

Se hacen con la masa de los profiteroles pero con el tamaño de unas uvas. Se meten al horno tal y como se indica en la receta y se sirven recién hechos para mojar en el consomé.

Buen provecho

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: