Curiosidades, trucos y anécdotas

 

En la cocina, como en la vida misma, hay un babel de curiosidades y de trucos.
Intentaré ir recogiendo todos aquellos con los que me voy encontrando por la vida, y todos los que os animéis a mandarme algún truco o alguna anécdota, ya sabéis mi correo: buzon@lacocinademinia.es

Zanahorias de colores

Las zanahorias podemos encontrarlas hoy en día de diferentes colores en el mercado, aun

que bien es cierto que no siempre fueron naranjas. De hecho, en un principio eran moradas, como las de la foto.

Si queréis probar a darle un toque de color a vuestros platos, ésta es una buena idea.

Las zanahorias amarillas tienen un sabor más dulce, las moradas recuerdan a las remolachas y las naranjas, son las que ya sabemos.

Ficoide Glacial

El último descubrimiento en mi cocina ha supuesto una revolución.
El ficoide glacial, hierba helada o barrilla, es una hierba con una apariencia que recuerda al escarchado.
La principal característica de esta hierba, a la hora del consumo, es su sabor salado. De hecho, hace años, fue utilizada para la obtención de sosa cáustica.Ficoide glacial
Pero no nos asustemos, tiene un punto exacto de salado. También posee otra característica que la hace muy atractiva para las ensaladas, y es un punto crujiente que provoca un estallido de frescor en la boca.
Esto es de esas cosas que es muy difícil explicar, que hay que experimentar.
Por lo tanto, se convierte en un gran aliado para darle un toque de frescor a nuestras ensaladas.
Eso sí, hay que tener en cuenta su punto salino a la hora de agregar sal a nuestra ensalada. Tendremos que cortarnos un poquito.

Cómo rellenar una manga pastelera y no morir en el intento

Cuando rellenamos una manga pastelera para utilizar en nuestras preparaciones, sobre todo cuando se trata de una manga de varios usos, en la que la boquilla está abierta, corremos el peligro de que se nos escape el contenido.

Para evitar que suceda esto, procederemos de la siguiente manera:

En el caso de que se trate de una manga de un solo uso, de plástico, cortamos la punta comprobando que el

bocal queda introducido pero no se escapa.

244DSCF9597

Metemos el bocal de la manga y darejos un giro en la tela o plástico. Lo fijamos con una pinza.

245DSCF9598

Para rellenar la manga, la introduciremos en una jarra, salvo que alguien generoso nos ayude en esta operación.

Una vez hecho esto, rellenamos la manga con el contenido correspondiente.

246DSCF9599

Volvemos a dar un giro en la tela o plástico y lo fijamos con otra pinza.

247DSCF9602

Ahora ya tenemos más probabilidades de que no se nos monte un lío en la cocina.

 

Conservación de los plátanos

Normalmente compramos los plátanos maduros para poderlos comer en el día o un par de días despues. Si los compramos verdes, hay que esperar un poco más. Pero ¿y si tenemos un montón de plátanos que no damos comido?Fotos-platanos
En mi frutería hacen descuento por comprar dos kilos de plátanos, con lo que mi mayor problema era conservarlos. Dos kilos son dos kilos.
Si los dejas fuera de la nevera pasan de estar verdes a pasarse en cuestión de horas. Si los metes en la nevera se ponen todos negros y son incomibles.
Pues hay una forma de conservar los plátanos mucho más tiempo.
Si los envuelves con un trapo limpio y seco, bien envueltos (no como en la foto, claro), y los metes en la nevera, se pueden llegar a conservar hasta dos semanas sin ponerse negros. ¡Comprobado!

Ahorro de tiempo y dinero

Para los que nos gusta la cocina, no nos importa ahorrar un poco de tiempo a la hora de hacer nuestras Fotos-Ahorrorecetas, y para los que no les gusta, no digo nada.

Como ya os he comentado en anteriores ocasiones, soy doña congelado, y como tal, recurro a ello con bastante frecuencia.
Un ejemplo es este truco para ahorrar tiempo y dinero.
Cuando nos disponemos a hacer una receta en la que se nos requiere medio pimiento, o media cebolla, nos fastidia tener que dejar el otro medio pimiento en la nevera, al final se acaba estropeando. Pues tenemos una solución que, además, nos ayuda a ahorrar tiempo
Podemos picar el pimiento o la cebolla y la metemos en una bolsa de congelado, o bien juntos o por separado.
El hecho de ponerlos juntos es muy práctico, ya que muchos sofritos llevan, por sistema, pimiento y cebolla a partes iguales, con lo que si ya los tenemos picados en su bolsita de congelado, con coger un trozo (ya que nos va a salir en bloques), nos llega.
Yo, por lo general, tengo en el congelador una bolsa con cebolla picada y otra con la mezcla de pimientos y cebolla. También, sobre todo porque tienden a pasárseme ya que no uso muchos, pico ajos y los meto en una bolsita pequeña.
De esta forma nos ahorraremos el tiempo de tener que limpiar y picar las verduras de cada vez.
Espero que os sirva para algo este truco.

La remolacha

¿A quién le gusta la remolacha? Seguro que sois muy pocos los que decís que sí.

¿Sabíais que el colorante enumerado como E-162 es obtenido de la remolacha?
Casi todos los colorantes son obtenidos de productos naturales tan variados como la cochinilla, que es el E-Remolacha1120, o también denominado rojo carmín. Así que ya sabéis, cuRemolacha2ando comáis algo que contenga el colorante E-120, estaréis comiendo derivados de es bichito pequeño y peludo que una vez plagó mi orquídea.
Bueno, a lo que iba, la remolacha. No muy aconsejada para diabéticos por su alto contenido en azúcar, pero sí para los hipertensos, pues ayuda en el control de la hipertensión arterial.
Eso sí. Si no la habéis probado cruda, todos aquellos que me habéis contestado no a la primera pregunta, os lo recomiendo.
No entiendo la costumbre de venderla cocida. Cruda se conserva mucho tiempo en la nevera y le da mil vueltas en sabor, vamos, nada que ver.
remolacha1 (1 de 1)Eso sí, la forma de prepararla es rayándola como la zanahoria para ensalada. Y una vez rayada, se le echa a la ensalada o se toma ella misma con aceite y vinagre.
Probadlo un día. Ya me diréis. Eso sí, lo difícil es encontrarlas crudas, que siempre vienen cocidas.

Pero lo curioso de la ensalada, es que se le eliminan sus hojas, sin saber que sirven para hacer unas ensaladas deliciosas y que, precisamente estas hojas, son las que encarecen los mezclum que compramos ya embasados.

Así que, si os encontráis con una remolacha tan hermosa como la que me encontré en la plaza, no desperdiciéis las hojas. Mezclándolas con lechuga, o con canónigos o con rúcula y aliñadas con una vinagreta de frambuesa o de módena, están de vicio.

El Níquel y la cocina

Me han dicho que es uno de los alérgenos más extendidos. Así que me siento bien, formo parte de un nutrido grupo de alérgicos. Como dice mi madre: “mal de muchos: epidemia”.
El caso es que, cuando me dieron los resultados de las pruebas de la alergia, después de pasarme dos días sin poderme lavar la espalda, con toda la picazón que tenía a causa de las tiras de alérgenos, me dieron el Nikelcarnet del club de los alérgicos al Níquel.
El caso es que me quedé a cuadros cuando vi el “prospecto”.
“Dónde se encuentra el Níquel” (creo que son los estatutos del club):
“Se encuentra en la mayoría de los objetos que lleven un baño metálico, como por ejemplo, (y aquí empieza el Un, Dos, Tres), utensilios de cocina- ala, la primera en la frente-, tijeras, bisutería, relojes, hebillas, cremalleras, monedas- así que ya sabéis, a mí me dais billetes-, oro blanco, prótesis metálicas odontológicas y traumatológicas, arenques, judías, cebollas, maíz, espinacas, tomates, guisantes, cacahuetes, pasas, té, cacao, col, marisco, todas las conservas en lata y los alimentos cocinados en recipientes con baño de níquel”.
Así que nada, agua y ajo, y nunca mejor dicho, que no me da alergia ninguno de los dos.
Pero no os apenéis por mí, me podéis invitar a marisco. Simplemente me tengo que pasar un par de días sin probar cacao, maíz, cebolla, espinacas,… ¡Pero quién se resiste a un buen marisco!, ¡y con lo fácil que es hacerlo!.

El sexo y los pimientos

No es que los pimientos practiquen sexo, no me aventuro a decir tal cosa. Ni que éstos sean afrodisíacos.
Es que los pimientos son machos y hembras. Sí señor.
¿Y cómo se distinguen? Los machos son los que tienen tres bultos en la parte de abajo, como el de la izquierda de la foto, y la hembra, cuatro.
Vale, y ahora diréis ¿y de que me vale a mí saber que los pimientos tienen sexo masculino y sexo femenino? Pues de mucho.Fotospimientos
Para empezar, los pimientos hembra son más dulces, con lo que son los ideales para utilizar cuando se quieren en crudo, mientras que los machos son mejores para cocinar. Además, los pimientos hembra tienen muchas más semillas, con lo que pesan más y pueden ser más difíciles para limpiar en caso de asar.
Eso sí, ¿sabéis cuál es el truco para limpiar los pimientos? ¿Cuántos los limpiáis cortando la zona en la que va el tallo?. Sí, que ya sé que soy gran amiga de los cuchillos, pero para esto diré que no hacen falta, que con tal de empujar con el pulgar el tallo para adentro, ya se desprende el tallo y gran parte de las semillas. Después, simplemente es pasarlos bajo el grifo y, a modo de vaso, llenarlos de agua y vaciar. De esta forma hemos sacado ya todas las semillas.

Congelado

Soy “Doña Congelado”. Sí. Me considero una gran aficionada a la congelación. Después de mucha práctica he llegado a la conclusión de que se puede congelar prácticamente todo. Todo excepto la patata, el arroz y las setas (aún menos la de la foto, claro, que muy bonita pero mortal).
Como ama de casa trabajadora, tengo que intentar optimizar mi tiempo. Normalmente cocino una vez a la semana, los domingos, y ese día hago tres platos: un primero y dos segundos.
El primero suele ser algún plato de cuchara. Si una semana hago una sopa de fideos, a la semana siguiente toca la crema de verduras, o unas lentejas, o garbanzos con verduras,… Y hago dos segundos.
Así, durante la semana, voy alternando. El primero, todos los días, y los segundos alterno, el lunes y miércoles toca uno y el martes y jueves el otro.
CongelY si sobra algo… congelo.
Ah, el viernes. Pues sobras o me saco unas pizzas del congelador.
Lo que no me gusta para nada es, llegando como llegamos a las tres y media pasadas a casa, tenerme que poner a cocinar algo, aunque sea, pasarlo por la plancha, que después hay que limpiar y recoger y dejar la cocina lista para empezar con la cena.
Pues no, se recalienta, y punto. Eso sí, evitando el microondas lo máximo posible, que “habelas, hainas”.
Pues volvamos con los congelados. En su día me compré el libro de Cristina Galiano de “Bajo Cero”, y al final llegué a la conclusión de que se podía congelar casi de todo.
Eso sí, congelar no es archivar. De vez en cuando hay que revisar lo que se tiene e ir sacando lo que tenga más tiempo, sobre todo el pescado, es lo que menos aguanta.
¿Y un truco para no estar yendo a la compra todos los días? El fiambre, se compra la cantidad necesaria para tirar con el una semana y se empaqueta en papel albal en paquetitos pequeños. Éstos a su vez, se guardan en el congelador en bolsas debidamente identificadas. A medida que se va acabando el fiambre, se va reponiendo, pasando del congelador directamente para la nevera, por eso de no romper la cadena del frío. Y como recién comprado.
También es muy útil tener congelada cebolla picada y pimientos troceados. Como muchos asados o guisos llevan estos ingredientes, ahorramos muchísimo tiempo. Además, es una buena forma de aprovechar las verduras que se nos están estropeando.
Lo que nunca falta en mi congelador son un par de botellas de plástico (de las de agua), con caldo limpio. Nunca se sabe cuándo se puede coger un catarrazo. Y para curarlo, no hay nada como una buena sopita.

Tomates y otras divagaciones

Ahora que se va acercando el verano, ya va a ser la época de los tomates.
Hay muchas variedades en el mercado, pero para mí, la más rica, es la que llaman tomates “del país”, el gallego, que es muy parecido al baladre valenciano. ¿Sabíais que hay más de sesenta tipos de tomates?
Un truco para saber cuál es el tomate (del país) más rico es que, cuanto más feo, mas arrugado y menos homogéneo, mejor. Ya decía Adolfo Domínguez que “la arruga es bella”.Tomate1

En cuanto al origen, ahora (mayo) es la época del tomate de Murcia, pero en el verano, el de aquí, de Galicia, y por mi experiencia, el más rico, el de Portonovo. Una ensalada de tomate y cebolla de Portonovo, sin nada más, es una delicia. Eso sí, no lo metáis en la nevera, no sabe a nada. El tomate, del tiempo y para conservarlo más tiempo, con el tallo hacia abajo.

Lo que sí, las ensaladas nada de hacerlas en bol o en recipientes cerrados. Las ensaladas hay que prepararlas en fuentes, ya que de esta forma se queman menos con el vinagre, se reparten mejor los ingredientes y están mucho más ricas ¿O acaso no eres de los que dicen que las ensaladas de las churrasquerías son las más ricas? ¿En qué churrasquería os sirven las ensaladas en un bol? Nada, fuente grande y planaTomate2.
Otros tomates que se consumen mucho en mi casa son los tomates cherry. Los niños se los toman como si fueran caramelos, y para quien no les guste, pues nada, hacemos unos caramelos con ellos, como con las manzanas de las ferias. De esta forma tenemos garantizado que el niño va a comer el tomate.
Eso sí, una vez que hagamos el caramelo, la mejor manera de limpiar la sartén, o lo que sea que hayamos manchado, es echarle un poco de agua y llevarlo a ebullición.

 

 

Cómo quitar el amargor del pepinillo

PepinilloEste truco me lo enseñó mi abuelo, y realmente funciona.
Normalmente el pepinillo tiene un amargor que lo hace algo desagradable, con lo
que utilizando este truco, podemos evitarlo y toda la familia lo comerá sin problemas.
Para ello hay que scortar los extremos del pepinillo y frotarlo, tal y como aparece en
la foto.
Quitaremos la piel y lo cortaremos en rodajas finas. Lo dejaremos reposar unos
15 minutos en agua fría.
Ya veréis la diferencia.

Congelación de croquetas

Cuando congelamos croquetas caseras solemos tener dudas sobre el recipiente en el que se deben congelar, ya que al final se nos acaban pegando todas.

Hay un sistema para congelarlas que no falla. No se pegan y conservan totalmente su forma.
Para ello, hay que seguir los siguientes pasos:Congcroquetas
Cuando las croquetas están recién hechas, hay que ponerlas en un tupper sin que estén demasiado apelmazadas. Echamos abundante pan rallado por encima y las metemos en el congelador.
Si el tupper es muy grande y preferimos meterlas en bolsas, simplemente habrá que esperar a que se congelen del todo y después pasarlas a una bolsa de congelado. En este caso ya no hará falta que vayan con el pan rallado, de tal forma que lo podemos reservar para otras ocasiones. Dejamos que se seque el pan y lo metemos en una bolsa hermética.
Eso sí, acordaros de que, a la hora de hacer las croquetas, hay que hacerlas con abundante aceite muy caliente y con las croquetas congeladas. Si el congelador es bueno, no deberán tener hielo, así que no saltarán. Si no es así, lo conveniente es poner una tapa en la sartén a la hora de freírlas.

El sexo y los melones

En su día os hablé del sexo de los pimientos, así que hoy toca hablar del sexo de los melones.
Al igual que los pimientos, y que casi todo en esta vida, la hembra del melón es más dulce que el macho. Será por ello que es muy difícil encontrar en los supermercados, pues los productores los dejarán para “clientes especiales”.
¿Y cómo se diferencian? La respuesta es muy fácil: por las rayas. El melón macho (la foto de la izquierda) las tiene en sentido longitudinal hacia el vértice, mientras que el melón hembra (la foto de la derecha)- y no melona, ya que la melona es un tipo de sandía, por raro que nos parezca- tiene las rayas formando circunferencias alrededor del vértice, como en las fotos.

Melón hembra

Melón hembra

 

Así que ya sabéis, el primer paso para escoger el melón que más nos interese es fijarse en las rayas.
El segundo paso, para ver la madurez del melón es, o por el color, o por el tacto, según podamos tocarlo o no.
Por el color: cuanto más amarillo esté el melón, más maduro. Eso sí, no confundamos el amarillo que tiene que tener TODO el melón con unas manchas amarillas totalmente localizadas, que son señal de donde estaba apoyado el melón a la hora de crecer y que no cogió el típico color verde porque no le ha llegado el sol a esa zona.

Melón macho

Melón macho

Por el tacto: si tocamos con los dedos cerca del vértice y podemos introducirlos un poquito, no hagamos un socavón, es que el melón está maduro. Si por el contrario, el melón está muy duro, mejor lo dejamos en la tienda y nos pasamos al siguiente.
A estas alturas seguro que os habéis quedado un poco decepcionados con el título de esta entrada ¿verdad?. Pues para quien le interese: el melón sí que es afrodisíaco, ya que contiene fitonutriente citrulina, que provoca aumento del óxido nítrico en el organismo. Vale bien, dejémonos de tecnicismos, ¿qué significa eso?. Pues que ayuda a la excitación tanto en cantidad como en velocidad.
Y una vez aclarada la duda, me despido hasta el siguiente post.

 

 

 

Como mantener la comida caliente sin que pierda sus propiedades

Somos muy dados a que, cuando los que se tienen que sentar a la mesa andan haciendo cosas fuera de hora y nos hacen esperar, metemos en el horno o en el microondas la comida para que esté caliente una
vez que nos dispongamos a comer.Comidacal
En algunos casos no voy a decir que no es mala idea, aunque el microondas,
cuanto menos lo usemos, mejor.
Pero hay en casos en los que la gracia del plato es el toque crujiente que tiene,
como las patatas fritas o unos pescaditos fritos.
Un buen truco para las patatas es que, cuando las estemos haciendo, sacarlas
un pelin antes de que estén en su punto, y cuando las vayamos a comer, volver
a meter en la sartén con el aceite muy caliente y darles una pasada. Estarán
mucho más crujientes..
En cuanto al pescado, o a unas verduras en tempura o a cualquier otra comida que tiene que tener el toque crujiente, lo mejor es ponerla en una bandeja encima de una olla con el agua hirviendo. De esta forma, la mantendrá en su temperatura perfecta..

Cual es la mejor manera de enharinar calamares

Las bolsas de congelado no sólo valen para congelado. Pueden tener múltiples funciones, desde gorro de ducha de emergencia, hasta manga pastelera, pasando por un globo de agua improvisado.

Harinacalamar1Pues bien, una de sus funciones es la de ayudarnos a enharinar cosas pequeñas, como por ejemplo las anillas de calamar.

Echamos en la bolsa la harina, los calamares, cerramos con el zip y a sacudir.
Quedarán perfectos, y después a la sartén.
Eso sí, un truco para que los calamares queden blanditos es

dejarlos a remojo en leche durante una media hora antes de meterlos en harina.

bolsa-calamares

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo hacer pan rallado casero

Como podéis ver en el bote de la izquierda, hay gran diferencia entre el pan rallado comprado (que es el que está en el fondo), y el pan rallado hecho en casa, el oscuro.
La diferencia no está sólo en el color, sino en la textura y el sabor. Si bien es cierto que el pan que hago en casa es con la sobra de lo que comemos, que es integral, aunque se haga con pan blanco no queda tan claro como éste.

Panrallado1
Lo importante para hacer pan rallado casero es que éste tiene que estar muy seco, sin llegar a estar duro como un ladrillo, claro. Con lo que nos vale bien con el pan tostado que nos sobra después del desayuno, o con el pan que metemos en el horno durante unos minutos a gratinar hasta que deja de estar blando.
Una vez hecho esto, es sólo cuestión de batir y embasar. En mi caso he utilizado la thermomix, pero los 1-2-3 de toda la vida también nos pueden ayudar.

 

 

 

 

 

 

 

Como pelar una calabaza sin llevarnos por delante media calabaza o media mano

El otoño es época de calabazas. Con su textura suave y su sabor dulce son muy agradables para comer, bien en crema o bien como acompañamiento de alguna carne de caza, al igual que las castañas.
calabaza1Lo malo de la calabaza es la piel. Es extremadamente dura, y entre encontrar el cuchillo que mejor se adapte al corte nos podemos pasar la tarde entera.
Por ello os voy a contar un truco para poder pelar la calabaza sin problema ninguno.
Además, hoy el muñeco de mis hijos me trajo una estupenda calabaza, como podéis comprobar.
Lo primero que hay que hacer es cortar la calabaza en cuartos. En este caso es una calabaza de dos kilos y medio, si es más grande habrá que cortar trozos más grandes. Para ello usaremos el cuchillo más grande que tengamos en la cocina y nos ayudaremos de un martillo.
Una vez hechos los trozos, los lavaremos bien y los pondremos en una pota a fuego con agua hasta que cubra toda la calabaza. Retiraremos también las pipas.
La dejaremos hervir durante unos 5 ó 10 minutos. Sabremos que está cuando somos capaces de introducir un tenedor en la carne de la calabaza sin demasiado esfuerzo, aunque tampoco tiene que estar muy blanda.
Sacamos la calabaza del agua y dejamos que enfríe. Entonces, con un cuchillo de los que usamos para pelar patatas, podemos pelar sin problemas nuestra lustrosa calabaza.
Espero que os haya servido este truco.
Ah, y si se os hace mucha calabaza, que sepáis que se congela una vez pelada de maravilla.

 Para los problemas respiratorios: infusión de jengibre

jengibrePara aquellos que tengan problemas respiratorios, es muy buena la infusión de jengibre.
Para hacer una taza hace falta: un cuarto de limón, un sobre de manzanilla, media cucharadita de jengibre y miel a gusto.
Llevamos e ebullición agua con el limón. Una vez que hierva, retiramos del fuego y agregamos el jengibre y la manzanilla. Dejamos reposar cinco minutos y colamos.
Le agregamos miel a gusto.
Salud.

Print Friendly

2 pings

  1. Crema Mickey Mouse » La cocina de Minia

    […] Curiosidades, trucos y anécdotas […]

  2. Croquetas de lacón con grelos » La cocina de Minia

    […] Curiosidades, trucos y anécdotas […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: