«

Dhal de lentejas rojas

Hacía tiempo que tenía ganas de cocinar algo oriental, que me transportara a esos países árabes, donde la arena se funde con el sol y donde el comer se rodea de sentidos.

Es que la comida árabe e india, de todas las comidas del mundo, son las que más me gustan. Quizás sea por su proximidad a la nuestra, o bien por sus especias. El caso es que no me aburro de ellas.

Hacía tiempo que había comprado estas lentejas rojas, que tenía guardadas para una ocasión especial. ¿Y no os parece especial la celebración de cumpleaños de un hijo? Pues ala, que me he puesto a hacerlas.

El resultado nos ha encantando. Espero que también a vosotros.

Además, como las lentejas rojas son de rápida preparación, ni siquiera hay que dejarlas a remojo, aunque es conveniente lavarlas en abundante agua antes de su uso.

Ingredientes:

  • 350 grs de lentejas rojas
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 1 cucharada de jengibre fresco picado muy menudo
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de garam masala
  • 1 cucharada de sal
  • 1 rama de canela
  • Una pizca de chile en polvo (todo depende de lo que os guste el picante)
  • 1 vaso de leche de coco
  • 1 litro de agua
  • Un poco de aceite de oliva

Paso 1

Antes de nada, picamos muy menudas todas las verduras por separado.

También tendremos preparado en un recipiente las especias: jengibre, comino, curry, garam masala, sal, chile y la canela.

De esta forma nos va a resultar mucho más fácil y rápido preparar nuestra receta.

Paso 2

En una olla pondremos una base de aceite de oliva y agregamos la cebolla y el ajo muy picados.

Removemos y dejamos que se haga a fuego medio durante unos diez minutos.

Paso 3

Agregamos el pimiento rojo y las zanahorias también picadas muy menudas, aproximadamente del tamaño de la propia lenteja.

Dejaremos que se hagan también a fuego medio unos 5 minutos.

Paso 4

Añadimos las lentejas, las especias, el agua y el concentrado de tomate. Subimos el fuego hasta que rompa a hervir.

En ese momento bajaremos el fuego y tendremos la precaución de remover de vez en cuando.

Añadimos la leche de coco y haremos a fuego medio, con la olla tapada, durante unos 40 minutos.

Paso 5

Una vez que veamos que las lentejas están hechas podemos retirarlo del fuego.

Puede quedar con poca agua, con lo que, o bien añadimos más para que quede más suelto, o lo dejaremos así.

En mi casa nos gusta más bien secote, pues las lentejas se deshacen y recuerda al hummus.

De hecho, están muy buenas con pan indio.

Se le puede echar zumo de naranja, y tomar mezclado con yogur o con arroz basmati, eso al gusto.

Que aproveche

Print Friendly

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: