«

»

Ensalada de pasta con gambas y pesto rosso

enspesto-1-de-1

Normalmente, cuando se habla de pesto, nos imaginamos la salsa compuesta de albahaca, piñones, ajo y queso. Pero casi como todo en cocina, puede ser sujeto a múltiples versiones.

En este caso hemos sustituído la albahaca por tomates secos, dando, evidentemente, otro tono y otro sabor al pesto.

Es muy sencillo de hacer y bien vale para nuestras comidas en tupper para llevar al trabajo.

Ingredientes:

  • Pasta
  • Gambas
  • Aceitunas negras
  • Hojas de albahaca

Para el pesto:

  • 3 tomates secos
  • Piñones
  • Un diente de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso 1

Lo primero que haremos será preparar el pesto.

Para ello pondremos durante una hora los tomates secos en agua templada, para que se hidraten.

Una vez que éstos se hayan ablandado, los retiramos bien del agua y, en un vaso de batidora, los mezclamos con el diente de ajo, un puñado de piñones, una pizca de sal y un par de cucharadas de aceite de oliva.

Batimos muy bien hasta que nos quede una crema homogénea.

Paso 2

Cocemos la pasta tal y como indica el fabricante, con una pizca de sal.

Paso 3

En una olla con agua y sal, echamos las gambas una vez que rompa el hervor. Dejaremos que se hagan durante un par de minutos cuando vuelva a hervir de nuevo.

Paso 4

Retiramos la pasta y dejaremos que se enfríe en un escurridor.

A su vez, iremos pelando las gambas una vez que estén cocidas. Las cortamos en tres trozos y las mezclamos a la pasta.

Paso 5

Cuando esté la preparación anterior fría, la pondremos en una fuente y la regamos con la salsa. Pondremos unas hojas de albahaca  y unas aceitunas negras de adorno.

Se sirve frío.

Buen provecho

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: