«

»

Ensalada tibia de gulas y setas

ensaladatibia (1 de 1)

Cuando el remordimiento empieza a jugar una mala pasada nos acordamos de las ensaladas.

Aunque para mí lo malo es que me dan frío. Y es cosa de familia. A mi padre le pasa lo mismo.

Me sorprende la gente que, en cualquier época del año, es capaz de comerse una buena ensalada.

Me sorprende y me da envidia, al mismo tiempo.

Por ello, y debido a los excesos de la última temporada, he empezado a comer ensaladas. Pero el tiempo, verdaderamente, no acompaña.

Así que, ¿porqué no sacamos una de esas ensaladas tibias?

Ingredientes

  • Salmón ahumado
  • Lechuga
  • Tomates cherry
  • Setas Shiitake
  • Gulas
  • Reducción de vinagre balsámico (las venden ya hechas)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Paso 1

Limpiamos bien la lechuga y los tomates cherry.

Cortamos la lechuga en trozos pequeños, de aproximadamente dos centímetros de lado.

Cortamos cada tomate cherry en cuatro rodajas pequeñitas.

Paso 2

Limpiamos las setas con la ayuda de un papel de cocina o de un trapo limpio.

Ya sabeis que las setas no se deben de lavar, son porosas y sólo conseguiríamos introducir la porquería en ellas.

Así que, con paciencia y la ayuda de un trapo, las vamos limpiando.

Paso 3

Utilizamos un molde de emplatado (si no lo tenemos podemos ir presentando la ensalada en una fuente) y ponemos en el fondo un poquito de lechuga, encima, unas lonchas de salmón cortadas también en trozos de un centímetro de lado.

Paso 4

Cortamos las setas en láminas de medio centímetro de grosor y las pochamos en una sartén con un chorrito de aceite a temperatura medio-alta y removemos para que no se quemen. Echamos un poco de sal al final de la cocción.

Una vez que empiecen a dorarse las pondremos encima del salmón.

Paso 5

Encima de ellas colocaremos los tomates, como haciendo una cama.

Paso 6

En la misma sartén que utilizamos para las setas, con el aceite resultante, salteamos las gulas a fuego medio, removiendo para evitar que se peguen.

Una vez que estén listas, las pondremos encima del todo de la preparación.

Paso 7

Rematamos con un poco de reducción de vinagre balsámico y un poco de aceite de oliva. No hace falta echar más sal.

Que aproveche.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: