«

»

Galletas de mantequilla decoradas

pastasdeco

No hay mejor cosa para regalar que galletas personalizadas. Y si son hechas por uno mismo, mejor que mejor.

Además, en caso de que tengáis niños por casa, es una actividad muy divertida para compartir con ellos, eso sí, tenéis que estar abiertos a todo tipo de decoraciones, que con ellos, nunca se sabe.

En este caso, he hecho unas galletas especiales para Uxía, que le va a ir a dar un concierto al cole de los niños y creo que se merecen ella y Sergio Tannus- el músico- un par de galletitas.

Estas son con la forma de Rosalía Pequeniña, la protagonista de un libro-disco que os recomiendo para los más pequeños de la casa.

 

pastasdeco1

Rosalía pequeniña del disco de Uxía

Ingredientes para las galletas:

  • 250 grs de mantequilla
  • 500 grs de harina- que no sea de fuerza
  • 230 grs de azúcar
  • Pizca de sal
  • 1 huevo

 

Ingredientes para la glasa:

  • 100 grs de claras de huevo
  • 300 grs de azúcar glas
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Colorante alimenticio (mejor si es en crema)

 

Paso 1

Con la mantequilla a temperatura ambiente, agregamos el azúcar y batimos bien hasta que quede totalmente incorporado.

Paso 2

Agregamos el huevo y mezclamos bien junto con una pizca de sal.

Removemos bien.

Paso 3

Vamos agregando poco a poco la harina, hasta que veamos que la masa se despega sin problemas de las manos, pero que no se vea muy apegotonada.

Paso 4

Pondremos una plancha de papel para horno y encima la masa.

Tapamos con otra lámina de papel para horno y, con el rodillo, estiramos la masa hasta que quede de unos 0,2 cm de grosor.

Metemos en la nevera y dejamos reposar durante una hora.

Paso 5

Calentamos el horno a 200º C y vamos preparando las galletas con las formas que queramos.

Metemos en el horno sobre una fuente con papel sulfurizado y bajamos la temperatura a 180ºC.

Paso 6

Una vez que empiecen a dorarse las galletas las retiramos del horno y las ponemos a enfriar.

Paso 7

Podemos preparar la glasa para las galletas.

Montamos las claras a punto de nieve.

Una vez que estén montadas les agregamos el zumo de limón y, poco a poco y sin dejar de batir, el azúcar glass.

Seguimos montando hasta que coja de nuevo la densidad de las claras a punto de nieve.

Esto puede llevar bien 10-15 minutos, así que no desesperéis.

Paso 8

Separamos en diferentes cuencos las claras, según los colorantes que vayamos a usar.

En mi caso he usado el rojo, azul y amarillo, así que con la mezcla de ellos también he podido hacer el verde, el violeta, el marrón y el naranja. Ahí ya entra vuestra habilidad para mezclar los colores.

Paso 9

Una vez que tengamos la glasa con los colores que hayamos elegido, las meteremos en pequeñas bolsas limpias, no se nos ocurra reutilizar las del súper para esto.

Yo he utilizado las bolsas para congelado tamaño pequeño que, además, me permite cerrarlas herméticamente y así evito que se me seque la glasa.

Paso 10

Cortamos muy poco la punta de la bolsa y la utilizamos como si fuera una manga pastelera.

Para la decoración de las galletas, en caso de que queramos rellenarlas con la glasa de color, siempre se puede hacer alguna glasa con algo de agua, y de esta forma rellena mejor la decoración, dejando así la glasa original para la delineación y los bordes.

Esto de la decoración es todo un arte, así que, en caso de duda, mejor podéis ver vídeos tutoriales que explican mejor la decoración de las gallegas.

Buen provecho

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: