«

»

Gambas en gabardina

gabardina

En casa se comieron toda la vida, y es un buen entrante de relleno para esos días en los que el segundo plato casi es suficiente para que se convierta en un plato único, pero no del todo.

Habitualmente las gambas a la gabardina se sirven con la cola sin retirar, pero en mi casa, debido a que hay niños, se retira del todo la piel de la gamba.

De esta forma, de un bocado y sin pensarlo, se puede comer la gamba entera.

Y lo que gusta es de agradecer.

En muchas recetas utilizan levadura o cerveza para hacerlas pero, para mi gusto, alteran mucho el sabor y no crujen como estas.

Son muy sencillas de hacer, ya veréis.

Ingredientes:

  • 20 Gambas
  • 100 grs de harina
  • 150 grs de soda
  • Un pellizco de sal
  • Aceite de oliva

Paso 1

Pelamos las gambas. En mi caso las he pelado del todo, pero hay quien deja la cola.

Paso 2

Mezclamos en un bol la harina con la soda y la sal.

Se mezcla todo hasta que quede una masa homogénea.

Paso 3

En una sartén echamos bastante aceite y lo ponemos a tope.

Mezclamos las gambas con la masa que hemos preparado.

Paso 4

Vamos echando en la sartén, una vez que el aceite esté caliente, las gambas, de una en una y sin que se toquen.

Cuando veamos que se doran por un lado, les damos la vuelta hasta que están totalmente hechas.

Entonces las retiramos y las ponemos sobre un papel absorbente.

Se sirven calientes.

Buen provecho

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: