«

»

Magdalenas de nata

magda33

Si algo requiere paciencia y una serie de trucos en la cocina, eso son las magdalenas.

A simple vista parecen sencillas de hacer, pero un aire en mal momento o un horno no suficientemente caliente, pueden echar nuestro trabajo al traste.

Para hacer unas magdalenas esponjosas, conviene tener presente cuatro trucos:

– Las claras SIEMPRE las montaremos a punto de nieve. Así que, si en una receta no nos lo dicen, ni caso, vosotros las montáis.

– Antes de ir al horno, habrá que dejar la masa enfriar, por lo menos, media hora en la nevera.

– El horno tiene que estar muy caliente antes de meter las magdalenas.

Bien, una vez aprendidos estos trucos, podremos hacer todo tipo de magdalenas.

magda7

Ingredientes

  • 3 huevos medianos
  • Una pizca de sal
  • 200 grs de azúcar
  • 75 grs de aceite de girasol
  • 125 grs de nata para montar
  • 250 grs de harina
  • 9 grs de levadura

Paso 1

Separamos las yemas y las claras y, con la ayuda de una batidora de varillas, montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

magda4

Paso 2

Agregamos el azúcar a las yemas y batimos enérgicamente hasta que blanquee y se deshaga el azúcar.

Para esto se puede utilizar la batidora de varillas que ya hemos utilizado en el paso 1.

Paso 3

Agregamos a las yemas el aceite de girasol y batimos hasta que esté totalmente incorporado.

Paso 4

Ahora vamos a añadir, poco a poco, la nata, batiendo sin parar.

magda5

Paso 5

Añadimos la mitad de la harina y mezclamos bien con la preparación anterior. Por último añadiremos el resto de la harina y la levadura y volveremos a mezclar bien.

Paso 6

Ahora mezclamos las dos preparaciones: las claras montadas y la preparación con las yemas, con movimientos envolventes y suaves. Para esto no nos conviene utilizar el batidor eléctrico de varillas, ya que, por muy bajo que lo pongamos, siempre va a ser fuerte y va a hacer que se deshagan las burbujas de aire. Así que, en este caso, con el batidor de mano.

Paso 7

Metemos la crema resultante en una manga pastelera y la metemos en la nevera durante unos 30 minutos.

Como os he comentado en la introducción, este es uno de los pasos cruciales de la receta. Y ya veis, bien sencillo que es, lo único que hay que hacer es abrir la puerta de la nevera, buscar un hueco para la manga pastelera, depositarla y cerrar la puerta.

Paso 8

Mientras estamos enfriando la crema en la nevera vamos a recoger todo y vamos a ir preparando los moldes de las magdalenas.

Si utilizamos sólo los moldes de papel, corremos el peligro, y lo más seguro es que suceda, que la crema, al crecer, deforme el papel y acabe esparramada por el horno.

Así que la mejor solución es meter, en los moldes que hay para hacer muffins o bien en flaneras individuales, los moldes de papel.

También encenderemos el horno a máxima potencia. El mío alcanza los 280 ºC.

magda1

Paso 9

Tras estos 30 minutos de agónica espera, quitamos la manga pastelera y rellenamos los moldes de las magdalenas. Pero cuidado, si rellenamos hasta el borde el molde, nos va a salir la masa una vez que crezca, así que vamos a dejar libre sobre un centímetro. Podemos espolvorear un poco de azúcar por encima para que quede crujiente.

Esto intentaremos hacerlo rápido para que la crema no pierda el frío.

Una vez rellenos todos los moldes los meteremos en el horno precalentado y bajamos la temperatura a 220 ºC. Importante: deberemos poner los moldes sobre la rejilla de horno, quitando del mismo todo tipo de bandejas, para conseguir que llegue la temperatura uniformemente a toda la masa.

En 10- 15 minutos deberán estar listas las magdalenas.

Aquí sí que se tiene que ver a ojo, ya que si abrimos la puerta del horno se nos va a ir todo el trabajo por la borda. Así que vigilaremos que cojan un todo tostadito que nos indique que ya están.

Espero que os salga bien esta receta, no suele fallar.

Buen provecho

magda2

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: