«

»

Merengue suizo

mergsui3 (1 de 1)

Mi pelea con el merengue casi alcanza dimensiones astronómicas. Sobre todo por la cantidad de claras que he ido tirando a la basura sin haber alcanzado el éxito buscado. Y es que en mi casa, sobre todo a mi madre, los merengues son los dulces favoritos.

He probado todo tipo de merengues, hablado con varios pasteleros, mirado videos del Youtube, pero nada. Se me resistían duramente.

Hasta que probé a hacerlos a la moda suiza, es decir, haciéndolos al baño María.

Y por fin he dado con la receta que funciona.

Espero que a vosotros os vaya tan bien como a mí.

Ingredientes:

  • 100 grs de claras de huevo
  • 150 grs de azúcar
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Un termómetro de cocina (muy importante para que no se nos cuaje la clara)

Paso 1

Ponemos una olla con agua al fuego.

Encima pondremos el bol en el que vayamos a batir las claras.

Echamos las claras, el azúcar y el limón.

Batimos mientras va subiendo la temperatura.

Cuando las claras alcancen los 50ºC, retiramos el bol y lo pondremos en una superficie fría.

Paso 2

Seguimos batiendo hasta que las claras hayan enfriado.

Si no se nos han montado hasta el punto en el que, una vez dada la vuelta, no caigan, volvemos a poner el bol al fuego como anteriormente.

Cuando vuelva a alcanzar los 50ºC, volvemos a retirar, y así sucesivamente.

Hay que tener mucho cuidado de batir hasta que las claras se hayan enfriado, de lo contrario se puede licuar la preparación.

Y sobre todo, y lo más importante, es que, al volcar el bol, las claras tienen que quedarse bien quietas.

Paso 3

A mí, personalmente, me gusta este merengue con la superficie crujiente, para lo que hay que meterlos en unos moldes de magdalenas y llevarlos al horno, durante 30 minutos, a 150ºC.

También he preparados las flores de merengue, para lo cual simplemente he hecho la forma con una manga pastelera directamente encima de un papel sulfurizado. También han ido al horno a 150ºC, durante 30 minutos.

También se puede utilizar este merengue, una vez endurecido por el horno, para utilizar como base para alguna tarta, o bien, sin llevarlo al horno, para adornar un hojaldre o cualquier otro poste al que le queramos dar el toque goloso.

Buen provecho

mergsui (1 de 1)

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: