«

»

Pastela de pollo

pastela16-1-de-1

Mi pasión por la comida árabe es archiconocida. Me encantan las especias, las masas, el cuidado con el que trabajan el hojaldre y el filo, las frutas secas, …

También me gusta su música, su cultura, su gente, al fin y al cabo los españoles tenemos mucha influencia de ellos.

Es algo que noto mucho cuando viajo al sur de España. En el norte esta influencia apenas se nota, pero en el sur a veces dudas si estás en España o en Marruecos.

Cuando fui de viaje a Marruecos, en el año 2000, fui con mis padres y con mi “tía” Zélia, a quien adoro y con la que tengo una relación muy especial, a veces como si fuera de la familia. De hecho, siempre estuvieron presentes en mi vida ella, su marido, José- Zeca Afonso, y sus hijos, Joana y Pedro. Y lo siguen estando.

Volvamos al año 2000, en el que un viaje nos llevó a los cuatro por Chefchauen, Fez, Rabat, Meknes, Casablanca, Marraquech, Safí, Tanger,…

Los recuerdos que tengo de ese viaje son, sobre todo, gastronómicos.

Camino de Chefchauen, nada más entrar en Marruecos, teníamos un hambre del demonio, así que paramos en una tasca que había en la carretera.

Sé de alguno/a que no habría comido allí ni muerto de hambre, pero por suerte para nosotros, ninguno era tiquismiquis. Así que allí nos metimos en aquella tasca, en la que el suelo del negocio era de tierra y en el que sólo había un individuo que, tanto atendía las mesas, como hacía la comida, como se encargaba de entretener al personal.

Pedimos unas chuletas de cordero a la brasa. Os puedo asegurar que no he vuelto a tomar algo tan delicioso.

Las mejores “pastelas” que comimos en ese viaje fue en un local en Rabat, cuyo nombre era Mamounia. Aún ahora recuerdo su sabor, buenísimas.

También hay en Tanger una pastelería, la Española, en la que compré los mejores baklava que he probado nunca.

Aunque no son iguales, estas pastelas intentan aproximarse un poco a las que probé en Marruecos, espero que os gusten, aunque lo mejor es viajar allí. Es un país increíble.

Ingredientes:

  • 8 láminas de filo
  • 1 cebolla
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cucharada de almendras
  • 1 cucharada de pistachos
  • 1 cucharada de uvas pasas
  • 5 orejones
  • 3 ciruelas pasas
  • Comino
  • Jengibre
  • Cúrcuma
  • Pimienta negra
  • Ras el hanout
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Azúcar glas
  • Canela
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso 1

Picamos muy menuda la cebolla y la ponemos en una sartén con un poco de aceite y dejamos que se hagan a fuego medio hasta que quede transparente.

pastela-1-de-1

Paso 2

Cortamos el pollo en trozos muy pequeños.

Una vez que esté la cebolla lista, subimos el fuego y echamos el pollo, removiendo bien para que se haga por todos lados y evitando que se pegue.

Como está cortado muy menudo, se hará pronto.

Apagamos el fuego y echamos los orejones y las ciruelas pasas cortadas también menudas.

Paso 3

En un almirez machacamos las almendras y los pistachos hasta que queden menudos, pero no tanto que no se distingan los trozos.

Paso 4

Mezclamos las almendras y pistachos con nuestra preparación, una vez que ésta ya se haya templado.

Paso 5

Añadimos el comino, jengibre, cúrcuma, pimienta negra, el ras el hanout y la sal al gusto. Removemos bien y dejamos que repose un poco.

pastela9-1-de-1

Paso 6

Cogemos un trozo de mantequilla del tamaño de media manzana y lo calentamos hasta que se derrita.

Con la ayuda de un pincel de cocina, vamos impregnando cada hoja de masa filo con la mantequilla.

Metemos en el medio de la hoja una cucharada de la preparación y la doblamos de la manera que más nos guste, teniendo en cuenta que se deben superponer algunas capas de la hoja para que tenga el efecto crujiente tan característico de esta preparación.

Paso 7

Metemos las pastelas en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 15-20 minutos, hasta que se dore la masa.

pastela15-1-de-1

Paso 8

Una vez que estén listas las pastelas, las retiramos del horno y espolvoreamos por encima azúcar glas y canela.

Se sirven calientes.

Buen provecho

pastela17-1-de-1

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: