«

»

Polenta a la brasa

Este plato lo probé en Padova hace mucho tiempo, cuando fui a ver los carnavales de Venecia.

Hacía mucho frío, y las cenas las disfrutábamos al lado de una chimenea.

Así que no era difícil aprovechar su calor para hacernos una de las cosas que más me sorprendieron en aquel viaje: polenta a la brasa.

Normalmente la polenta se toma en papilla, pero esta forma de prepararla resulta muy agradable para acompañar un churrasco o cualquier preparación a la brasa.

Se puede hacer al fuego, pero dado que hay que remover para que no se hagan grumos, me he decidido a usar la thermomix.

Ingredientes:

  • 1 vaso de polenta (harina de maíz)
  • 2 vasos y medio de caldo de pollo (si quieres hacerlo vegano puedes usar agua y sal)
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de mantequilla

Paso 1

Echamos el agua en la thermomix y programamos 100 ºC, 5 minutos, velocidad 4.

Paso 2

Una vez que pasen los 5 minutos, programamos 60ºC, 30 minutos, velocidad 4.

Vamos agregando la harina de la polenta por el vocal hasta que esté toda integrada.

Paso 3

Al final programamos 90ºC, 10 minutos, velocidad 7.

Comprobaremos que la preparación quedó muy suave, de tal forma que, una vez que enfríe, quede formando una crema muy compacta y en la que no se vean los grumos.

Antes de retirar la polenta de la thermomix, agregamos la mantequilla hasta que se disuelva y se mezcle perfectamente.

Paso 4

Echamos la polenta ya cocinada en una fuente rectangular, la cual habremos cubierto previamente con unas pinceladas de aceite de oliva, para evitar que se quede pegada la polenta.

Paso 5

Dejaremos que enfríe un mínimo de tres horas en la nevera, tras las cuales, cortamos la polenta en cuadraditos, como en la foto.

Paso 6

Una vez que esté la polenta lista, podemos rematarla en la parrilla, dejando que se dore unos cinco minutos por cada lado.

Hay quien cubre la polenta con un poco de queso azul, o quien añade queso parmesano en la preparación. La verdad es que ofrece múltiples posibilidades. También se puede acompañar de verduras, o de setas,… Con un poco de imaginación seguro que conseguimos recetas sorprendentes.

Buen provecho

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: