«

»

Pulpo a la brasa

A_15

Sí, que ya sé que la pinta no es muy buena, pero os puedo decir que está delicioso.

El problema del pulpo a la brasa es que se quema muy rápido la piel y por eso cobra este aspecto un poco desaliñado, pero os puedo asegurar que el toque crujiente que obtiene es delicioso.

Si tenéis oportunidad de disponer de una barbacoa, no dudéis en hacer el pulpo, es de lo más rico, aunque eso sí, cuidado con el medio ambiente y procurad hacer la barbacoa en un lugar seguro y guardando prudencia.

Ingredientes

  • Brasa
  • Pulpo de 1,5 kgs (preferiblemente congelado)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Paso 1

Se cuece el pulpo entre 20 minutos y media hora con sal.

Acordémonos que el pulpo, para cocer, hay que asustarlo.

Sí, sí, he dicho bien, asustarlo.Pero no, no vayáis a coger el disfraz de Halloween, no hace falta. Asustarlo es meterlo y sacarlo tres veces de la olla cuando está el agua hirviendo. Iréis viendo como se le van rizando los tentáculos.

La última vez, ya lo dejamos cocer los 20 minutos. Esto es para el caso del pulpo de 1,5 kgs tal y como he hecho en este caso. Si el pulpo es más grande habrá que incrementar el tiempo. Así, para un pulpo de 2 kgs hará falta 30 minutos, por ejemplo.

Eso sí, para que no sea un pulpo muy duro, lo mejor es congelarlo previamente.

Se pincha con una varilla de madera, ya que si se hace con una de metal se endurece.

Después de la cocción lo dejaremos reposar en la olla otros 20 minutos.

Paso 2

Cortamos el pulpo por la mitad y lo hacemos a la brasa durante unos diez minutos por cada lado.

A_14

Paso 3

Le echamos aceite y sal por encima y servimos.

Buen provecho

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: