«

»

Pulpo con verduras al horno

pulpohorno

Hacía tiempo que tenía un pulpo que me echaba los tentáculos cada vez que abría el congelador.

El caso es que, como plato único, me parecía algo excaso el pulpo á feira de toda la vida.

Porque, digámoslo todo, cuando hace calor y uno se pasa en la calle con los niños todo el día, poco tiempo queda para la cocina, así que en este caso hay que aplicar lo de menos es más.

Pues eso, entre que tenía los tentáculos del pulpo y que tenía poco tiempo, opté por una comida completa y que fuera muy sencilla.

¿Porqué no hacer el pulpo al horno y así, cuando lleguemos de trabajar, esté recién hecho?

Pues eso, me puse a probar esta nueva receta que creo que va a quedar incorporada a mi recetario habitual.

 

Ingredientes

  • Un pulpo de unos 1,5 kilos
  • Cuatro patatas grandes
  • Cuatro chalotas
  • Dos zanahorias
  • Medio pimiento verde
  • Medio pimiento rojo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce o picante (para mi gusto, mejor el picante)
  • Sal
  • Sal maldon

Paso 1

Lo primero que vamos a hacer es asustar al pulpo.

Vamos a poner una pota muy grande, donde entre el pupo cómodamente, bien llena de agua.

Le echamos un par de hojas de laurel y la pondremos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir.

Una vez que rompa a hervir meteremos el pulpo de la siguiente manera: asustándolo.

No, os lo vuelvo a decir, no os vayáis a por las caretas de halloween. No es ese susto al que me refiero.

Asustarlo es meterlo y sacarlo tres veces de la olla de la siguiente manera: lo agarramos con un gancho (nos valen los que se utilizan para colgar los chorizos) y lo metemos por entero en la olla. Contamos hasta tres y lo sacamos otra vez del todo. Así hacemos tres veces.

Vemos que se le retuercen las patas. El objetivo de asustar al pulpo es para evitar que se le desprenda la piel, y por lo tanto, la sustancia.

Paso 2

Ya bien asustado el pulpo, lo dejamos que hierva durante unos 20 minutos. Probaremos con una brocheta de madera que no esté duro pero que tampoco esté chicloso. Dejamos reposar al final de la cocción unos 20 minutos.

Ah, no me olvidé la sal, simplemente no se le hecha.

Paso 3

Mientras tenemos el pulpo en el fuego, podemos cocer las patatas.

Pelamos, las cortamos en cuatro partes y cocemos durante 20 minutos con una pizca de sal.

Paso 4

Limpiamos y picamos el resto de las verduras.

en una sartén, agregamos una base de aceite y, una vez caliente, añadimos las verduras.

Dejamos que se sofrían durante unos diez minutos, evitando que se doren.

Salamos poco al final de todo.

Paso 5

En una fuente podremos una base con las patatas cocidas y escurridas.

Encima pondremos las verduras pochadas.

Cortamos las patas del pulpo y las pondremos por encima.

Regamos todo con un chorro de aceite de oliva virgen extra y un par de cucharadas del agua de cocer el pulpo.pulpohorno2

Paso 6

Con el horno precalentado a 200 ºC, metemos el pulpo durante unos diez minutos, simplemente para que se unan los sabores.

En caso de dejar preparado de un día para otro, tenemos que tener en cuenta que el tiempo en el horno tiene que aumentarse un poco, ya que partimos del pulpo frío.

Cuando preparé así el pulpo, dejé todo listo para ir al horno, pero como era de un día para otro, lo metí en la nevera tapado con un albal y, al día siguiente, lo metí en el horno durante una media hora. (Dejé la media hora porque programé el horno, con lo que no sólo tuvo que calentarse el pulpo, sino que también el horno).

Así que ya sabéis, esta es una buena receta para tomar pulpo recién hecho nada más llegados de trabajar.

Para servir podemos echar un poco de aceite de olvia virgen extra y un poco de pimentón por encima.

Buen provecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: