«

»

Tabulé- Receta de Nacho Mirás

taboule

Algún día os hablé de Nacho Mirás. También le dediqué alguna receta. Hasta la entrada de mi blog hace referencia a su mujer, Ainhoa de la Santa Ser. Y es que en los últimos ocho años, fueron nuestros compañeros de mesa en múltiples ocasiones.

Para quien no lo sepa, Nacho Mirás era, como el mismo se definía, “Rabudo, periodista y gaiteiro”, aparte de padre, amigo, compañero, carpintero, mecánico, electricista, cocinero… Y quien no lo conozca, nunca es tarde para darse un paseo por su blog, en el cual no sólo habla de una forma abierta y con humor del cáncer, sino que, mucho más atrás en el tiempo, también habla de su día a día, desde una visión nada común: https://rabudo2.wordpress.com/

Ahora, que ya no está con nosotros, se me ha encomendado una labor muy especial: recopilar en un documento todo lo que ha ido publicando en los últimos 11 años en todos los blogs que ha puesto en marcha.

Insisto, para quien no lo conoce, o para quien sólo conoce su etapa final, la del cáncer, que sepan que antes ya había un Rabudo que nos iba describiendo su día a día con gran maestría.

Volviendo a mi labor de recopilación. Es larga, pues estamos hablando de unas 1000 páginas, pero muy gratificante.

Nosotros lo conocimos en junio del 2007 y se puede decir que casi desde el principio, fuimos seguidores de su blog. Pero hay un antes que estoy descubriendo ahora gracias a esta labor.

Entre otras cosas, ha publicado recetas. Así que, le he pedido permiso a Ainhoa para transcribir una de ellas. Ya solo la lectura merece la pena.

Esta va por tí, maestro:

 

Ayer me puse moro y se me dio por hacer un tabulé con cous-cous. Estaba pa cagalse y recibí aplausos y felicitaciones. Así que lo pongo aquí para uso público y, de paso, para no olvidarme. Las cantidades dan para comer cuatro, aunque estaba tan rico que nos lo zampamos entre dos. La preparación no lleva ni veinte minutos.

Ingredientes:

  • 250 gramos de cous-cous
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Un pepino tamaño Nacho Vidal relajado
  • Dos tomates rojos
  • Una cebolleta fresca
  • Un limón
  • Unas hojas de menta de esas que venden en Alcampo, donde las ensaladas
  • Un manojito perejil
  • Una cajita de uvas pasas marca Auchan
  • Pimienta blanca en grano, de esa que se echa con molinillo
  • Aceitunas negras
  • Un turbante para hacer el canelo y parecer moro por un rato
  • Un cedé de Khaled, preferentemente que tenga Aisha
  • Buena compañía, que sepa valorar el esfuerzo y que lave los platos

Preparación:

Poner 250 ml. de agua en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y sal.
Cuando hierva, apartarlo del fuego y añadir 250 gramos de cous-cous.
Remover y dejarlo reposar tres minutos. Veremos que el agua desaparece. Tranquilos, está bien.
Añadir un trozo de mantequilla, remover con un tenedor y poner al fuego otros dos minutos moviéndolo todo el rato, con cuidado, que se pega.
Apartar del fuego y dejar que se vaya enfriando.
Apagar el fuego.

Cortar el pepino en cuadraditos (pelado). Veréis en qué se queda Nacho Vidal…
Cortar los tomates en cuadraditos
Picar la cebolleta
Picar un poco de menta
Picar un poco de perejil
Mezclarlo todo en el centro de un bol
Añadir tres cucharadas soperas de aceite de oliva
Añadir tres cucharadas soperas de zumo de limón
Una pizca de sal
Unas vueltas al molinillo de la pimienta
Mezclar las pasas con el cous cous y añadirle un chorrillo de limón
Colocar el cous-cous alrededor del tabulé, como si fuera un volcan en el que la montaña es el cous-cous y la lava las hortalizas aderezadas
Decorar con las aceitunas negras
Darle más vueltas -a gusto- al molinillo de la pimienta por encima.
Ponerse el turbante para hacer el parvo.
Darle al play del cedé de Khaled.
Encender una vela es opcional.
Servir y jalar.
Estar pendiente de la tele, no sea que empiece Amarte así, Frijolito.

Nota: esta receta es una adaptación casi literal de una que sale en el lateral de una caja de cous-cous.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: