«

»

Roscón de reyes

rosconr3 (1 de 1)

Esta es una de esas recetas que siempre quise hacer y nunca me atreví.

Y es que el momento de sentarse toda la familia alrededor de la mesa de desayuno el día de reyes es algo muy especial.

En mi casa desayunamos antes de abrir los regalos, con lo que mientras estás comiendo el roscón vas intentando averiguar qué secretos guardan esos paquetes, por la forma, por el tamaño,…

Es un momento mágico.

Y después del desayuno, se abren los paquetes de uno en uno. No vale eso de ir todos a una a cogerlos. No. Se abre y se analiza bien el regalo. Después le toca el turno al siguiente.

Hasta ahora era yo la encargada de ir cogiendo paquetes y llevarlos a su legítimo dueño, pero desde que soy madre, he cedido gustosa ese papel a mis vástagos.

Y lo bien que se lo pasan…

Así que, el roscón es una gran responsabilidad. El hacer un mal roscón puede desvirtuar en gran medida ese momento mágico que sólo se vive una vez al año.

Normalmente los roscones tienden a estar muy fuertes de limón, o de ron, y no gustan demasiado, pero con esta receta he conseguido un sabor especial, espero que vosotros también.

Ingredientes

  • 100 grs de leche
  • La corteza de un cuarto de limón (esto es según gustos, a mí no me gusta que sepa mucho a limón y las cantidades son para un rosco pequeño)
  • La corteza de un cuarto de naranja
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada de azahar
  • 400 grs de harina de fuerza
  • 20 grs de levadura fresca (a la venta en panaderías o en refrigeradores de supermercados)
  • 150 grs de azúcar
  • 50 grs de manteca de vaca (también vale mantequilla) a temperatura ambiente
  • Media cucharada de ron
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal

Ingredientes para la decoración

  • Un huevo
  • Frutas escarchadas
  • 8 cucharadas de azúcar y un poco más para el azúcar mojado
  • 8 cucharadas de agua y unas gotas para el azúcar mojado

Paso 1

Hacemos una infusión con la leche, las cortezas de limón y naranja y la rama de canela. Para ello calentamos la leche hasta el punto de ebullición, sin dejar que hierva, y agregamos las cortezas y la rama de canela.

Agregamos la levadura, removiendo bien para que se deshaga, tapamos y dejamos que enfríe hasta que se temple.

Paso 2

En un bol pondremos la harina, con el azúcar y la sal.

Paso 3

Agregamos a la harina la leche colada, la manteca o mantequilla, el ron, el azahar y los huevos batidos.

Mezclamos bien y amasamos. Aunque se pegue un poco la masa al bol no nos debe preocupar, pues vamos a dejar que repose y eso hará que la levadura actúe y que gane un poco en elasticidad.

Pues lo dicho, una vez que tengamos la masa hecha, dejaremos que repose tapada con un paño húmedo durante una hora.

Paso 4

Pasada esa hora, pasaremos la masa a la fuente de horno. Ponemos un papel sulfurizado en la fuente y encima la masa con la forma de la rosca. Para evitar que se cierre podemos poner un molde de emplatar en el centro.

Tapamos de nuevo con el paño y dejamos que repose un par de horas.

roscor6 (1 de 1)

Paso 5

Pasado ese tiempo pasaremos a decorar la rosca como más nos guste.

Antes de nada vamos a pintar la rosca con huevo batido.

En mi caso la he decorado con frutas escarchadas, que aunque a la mayoría de la gente no le gusta, da un toque bonito y algo de sabor, aunque no lo parezca.

roscor5 (1 de 1)

Pondremos azúcar en un bol y le añadimos un

as gotitas de agua. Lo suficiente para hacer “azúcar mojado” y que queden pegotes.

Pondremos estos pegotes también en la rosca y metemos en el horno precalentado a 180 ºC.

También meteremos en el horno un bol con agua hirviendo, para que humedezca algo la cocción.

Paso 6

En la cocción es donde radica la clave de la receta.

Hay que tener mucho cuidado de no pasarnos, sino queda un rosco seco.

Así que lo dejaremos 20-25 minutos, vemos que está listo cuando se dora la superficie.

Paso 7

Mientras tenemos el rosco en el horno, preparamos un almíbar para echar por encima. De esta forma va a quedar más jugoso.

Para ello pondremos en un cazo la misma cantidad de azúcar que de agua. En mi caso he puesto 8 cucharadas de cada.

Pondremos el cazo en el fuego y calentaremos a media potencia removiendo para evitar que se queme.

rosconr1 (1 de 1)

Paso 8

Una vez que tengamos el rosco listo, lo sacamos del horno y lo regamos con el almíbar.

Dejaremos que enfríe y lo comemos disfrutando de nuestra mañana de reyes.

Buen provecho y feliz navidad.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: