«

»

Salmonete en papillot

salmonetepapillotNo hay plato más ligero que este.

Sin apenas aceite y hecho en su propio vapor gracias al papillot, tendremos un plato completo y muy sano.

Aparte, el horno nos quedará limpio, limpio.

Todo son ventajas.

Ah, y otra cosa, se puede dejar preparado de un día para otro. Lo metemos en la nevera todo listo, envuelto en su papillot, y al día siguiente, simplemente lo metemos en el horno.

Nada, no hay excusas, todo son ventajas.

Ingredientes

– Salmonete (de los grandes). Uno por persona

– Un puerro grandote

– Una zanahoria por salmonete

– Judías verdes cocidas (pueden ser de bote)

– Sal

– 5 bayas

– Aceite de oliva virgen

Paso 1

Limpiamos los salmonetes y les echamos sal y las 5 bayas por ambos lados.

Paso 2

Limpiamos el puerro separando todas las hojas (enteras) y reservamos las más grandes para hacerle una cama a los salmonetes. Si son puerros muy grandes, con una hoja por salmonete nos llega.

El resto del puerro lo picamos, al igual que la zanahoria.

Paso 3

Pochamos las verduras en una sartén con un chorro de aceite hasta que empiecen a estar blandas. Echamos sal, pero poca, que ya lleva el pescado.

Las judías, si están crudas, habremos de cocerlas antes.

Paso 4

Montamos el papillot. Se puede hacer o bien con papel albal o bien con las bolsas que hay especiales para horno. Sí, las que hay para los pollos, pues no sólo son para pollos, valen para múltiples posibilidades.

Lo dicho, montamos el papillot. Para ello o bien abrimos la bolsa o extendemos el albal y ponemos, en la base, la hoja de puerro bien estirada. Si vemos que se nos retuerce, simplemente con pasarla un pelín por agua caliente ya se ablanda y la podemos manejar a nuestro antojo.

Encima de la hoja de puerro vamos a poner todas las verduras, y encima de las verduras el salmonete.

Cerramos bien la bolsa o el albal y metemos en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 20 minutos. Todo dependerá del tamaño del salmonete

Paso 5

Una vez que ha pasado el tiempo, sacamos el salmonete y lo presentamos.

Se puede presentar metido en la bolsa y que cada comensal abra su propio papillot, o bien lo abrimos y lo servimos en una bandeja.

Buen provecho.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: