«

»

Té moruno

60blog-700x458

Podeis estaros preguntando en este momento qué demonios hace una “receta” de té en un blog gastronómico.

Pues tan sencillo como que, a la hora de hacer el té moruno, no es simplemente meter las hojas de té en agua hirviendo y punto, sino que requiere de unos pasos imprescindibles.

En Marruecos el té supone todo un ritual, al igual que en Inglaterra, a quien le deben la incorporación de esta costumbre, allá por el siglo XIX.

No sólo es un momento para compartir entre amigos, sino que el propio proceso que se sigue para hacer el té requiere un determinado ritual.

Hay que tomarlo con calma y buena letra, y proceder a un buen lavado del té.

Cuando estuve en Marruecos no perdonaba un té después de cada comida, así que al volver del viaje, intenté hacer el té, pero nunca conseguía el sabor de allí.

Hasta que un árabe me explicó el proceso, que tiene en el lavado del té el truco que todo lo cambia,

La tetera debe de ser metálica y con una forma determinada, pero quien no la tenga, no hace falta que renuncie a él, lo puede hacer en otro tipo de tetera. Pero no le voy a engañar, el sabor cambia.

A mí, particularmente, me encanta el té moruno, y me ayuda a la digestión después de una comida copiosa o con especias fuertes. Probad y ya me diréis.

 

Ingredientes:

  • Una cucharadita de té por persona y una más para la tetera
  • Una cucharada de azúcar por persona
  • Un manojo de hierbabuena
  • Un vaso de agua por cada cucharadita de té y dos más para lavar el té

Paso 1

Poner a hervir un par de vasos de agua.

Una vez que hierva, verter en la tetera y agregar el té.

Dejar un minuto y desechar el agua.

Esto es lo que llaman lavado del té.

Paso 2

Llevamos a ebullición el agua que necesitemos para hacer el té. Ya sabemos: un vaso de agua por cada persona y otro más que añadiremos a mayores.

Paso 3

En la tetera pondremos un manojo de hierbabuena lavada, así como una cucharada de azúcar por persona.

También hay la opción de que cada uno, después, se eche el azúcar que quiera, pero el sabor, cambia.

Paso 4

Cuando haya hervido el agua la echamos en la tetera y dejamos que repose cinco minutos. si nos gusta más fuerte de sabor, lo dejaremos más tiempo.

Paso 5

Finalmente servimos el té en unos vasos en los que habremos puesto también unas ramitas de hierbabuena lavada.

Esto tiene truco. No vale servirlo de cualquier manera. Hay que escanciar el té, para que se forme una espuma en la parte de arriba del vaso.

59blog

Ahora sólo queda disfrutar de este fantástico té, el cual hay que tomarlo muy caliente.

Sé que hay mucha gente que le cuesta, pues, entre otras cosas, se quema con el vaso. Para ello hay un truco, cogeremos los vasos por los extremos, tal y com indico en la foto. De esta forma nos quemaremos menos.

61blog

شهية

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: